2011-05-02

CIVETTA

1991-07-04 CIVETTA(3220)


DOLOMITAS DE ZOLDO PROVINCIA DE BELLUNO (ITALIA)


 En 1991 fuimos a los Dolomitas con el objetivo de ascender el Campanille Basso y la cima grande de las Tres Cimas di Lavaredo, era a finales de la primavera, después de haber conseguido nuestros objetivos y teniendo tiempo libre lo empleamos en subir al Civetta, no conocíamos esta montaña anteriormente, la vimos por casualidad desde la carretera y fue como un amor a primera vista.


Civettari lehenengo ikusmira

No nos costó mucho informamos de como acercarnos a la base de la montaña, en Alleghe compramos el mapa correspondiente y las provisiones pertinentes y nos dirigimos hacia Selva di Cadore para después de atravesar unos collados llegar con el coche hasta el Col di Vallon (1516).
Una vez aquí ya andando Amaro,Javi y yo nos encaminamos en busca del refugio de Coldai . Una pequeña carretera nos acerca por una zona ganadera hasta el Col di Marin (1818).
A partir de ahí ya por sendero comienza una rampa que fuertemente va ganando altura.

Col di Marin

A nuestra espaldas el Monte Pelmo parece que se pregunta porqué no lo elegimos a él, pero todo no puede ser, hay que decidirse por algo.

Mientras tanto el Monte Civetta se va presentando. No lo conocíamos de nada y a medida que aparecía pensábamos que iba a ser demasiado para nosotros. De todas formas era un regalo extra así que no nos ofuscasmos y continuamos hacia delante, el tiempo era muy bueno y eso siempre anima.

Monte Civetta

Sin dificultad llegamos al refugio A. Sonino al Coldai, donde nos alojamos, después de estar instalados y descansados estuvimos un rato hablando con el refugiero y  nos informó de que todavía había mucha nieve y que poca gente había conseguido llegar a la cima. Un grupo de alemanes (tadeschi) también tenía la intención de intentar la cima.
 
Coldai aterpea

Como teníamos tiempo para estar en el refugio, después de comer nos dimos una vuelta por los alrededores, nos acercamos a ver el lago di Coldai que debido a su orientación norte todavía conservaba gran cantidad de nieve.

Lago de Coldai
Por encima del lago se elevaba el Monte Coldai y casi sin pensarlo llegamos hasta la cima, desde donde contemplamos el Civetta que por la cara que nos ofrecía daba más miedo que vergüenza el intento de su ascensión.

Amaroren atzean Civetta beldurgarria

Que si vamos por aquí que por allá, así estuvimos en la cima desfrutando del día y de las vistas durante un largo rato.
 
Cima Coldai 2396

Solo nos quedaba volver al refugio e informamos de las vías por donde poder atacar esta montaña que parecía inexpugnable.

Coldai aterpera bueltan

Ya de vuelta en el refugio nos comentó el encargado de las dos posibilidades de ascenso.
La vía sur por el refugio M. V. Torrani que era por donde irían los tadeschi y que seguía bastante cargada de nieve o la Vía Ferrata degli Alleghesi directamente a la cima. Con esas dos vías en la cabeza y sin resolver el dilema nos fuimos a la cama a dormir.
A la mañana siguiente nos levantamos todavía sin tener el dilema resuelto e iniciamos la aproximación detrás de los alemanes que habían salido un poco antes. Tomando dirección sur, por el Sentiero Tivan fuimos bordeando por su base las Torres de Coldai y D'Alleghe.


Hasiera Civettaren bila

La nieve estaba en buen estado y el día que amaneció despejado se puso un poco juguetón,  las nubes comenzaron a bailar por las paredes del Civetta, de todas formas no amenazaban y continuamos avanzando.

Gogorregi.....

El sendero va bordeando por el este de la montaña y vamos superando neveros y espolones rocosos que se desprenden de las torres laterales. Las nubes no hacen más que dar realce y relieve al conjuntos que nos invaden por todos partes.

Tadeschinen atzetik

Pasamos junta a una Madona, que se supone que será la de las Nieves, empotrada entre las rocas junto al camino. No le pedimos que nos procure ningún beneficio, pero parece ser que está puesta allí para eso. Mientras tanto veíamos a los tadeschi pasando dificultades por la ruta sur lo que nos hizo tomar la decisión de intentar la ruta de la vía ferrata.

Hasteko prest

Un cosquilleo más que ligero me recorrió la parte baja del vientre en el momento de tomar la primera escalera de la vía ferrata. Sin tener conocimiento de la ruta, solos ante casi mil metros de ascenso y con las nubes jugando alrededor nuestro la adrenalina fluía a mares por las venas.

Lehenengo ferralla
Una vez pasado el primer susto, la ferrata continúa muy bien marcada e instalada con seguridad, llevábamos material de escalada y en un principio no lo utilizamos.
 
Gero eta zailagoa

Los neveros se iban quedando ya bajos y superando grietas. chimeneas, resaltes nos pusimos a jugar nosotros con las nubes. 
 
Amildegiaren hertzean

Cansados de las nubes las dejamos atrás y comenzamos a jugar con las torres. Las había grandes, pequeñas, lejanas, cercanas, de todos los colores.
 
buabuabuabua.....

No hubo necesidad de utilizar el material para la nieve, ni crampones ni piolet (piccozza como lo llaman en italiano). Tampoco nos encordamos, solo los expreses para los pasos más delicados.

Gora ta gora beti

Algunas veces, ya acostumbrados a la ferrata, nos pasamos un poco de listos e hicimos un poco el bobo.


Noizean behin lelokeriak
 Cierto es que al poco de iniciar el ascenso y quitarse las nubes de los alrededores comezamos a disfrutar del recorrido. No hubo ningún paso de vértigo ni difultad exagerada, nos dedicamos a ir ascendiendo y simplemente a ir disfrutando durante todo el camino.
 

Añadir leyenda

Siempre hacia arriba, con la concentrazión necesaria y superando los obstáculos de todo tipo que se interponían. 

 
Zenbat falta da?

La llegada al collado nos reveló que la cima tampoco tendría ninguna complicación, solo nos quedaba una pedrera típica de la alta montaña y coronar antes que las nubes que comenzaban a desarrollarse con cierta mala leche.
 
.....ia heldu gara

Y así conseguimos la cima de Civetta (3220) tras 4 horas pasadas entre la incertidumbre del inicio y la satisfacción de la consecución del objetivo. 4 horas entre nieves, nubes,  rocas y hierros que nos permitieron disfrutar de una montaña tan altiva. 


Civetta 3220 metro

En el libro de la cima pocas cosas había escritas en los últimos meses, allí dejamos escrito nuestro mensaje de satisfacción para los que llegaran en lo sucesivo. 
 

Añadir leyenda
A nuestros pies 2300 metros más abajo quedaban Alleghe y su lago bajo las nubes que iban cubriendolo todo.  
 
Hiria lekutan dago!!!"!

Un descenso veloz nos dejaba de nuevo junto a esa virgen, que en el camino espera de nuevo volver a ver a los que se aventuraron por esas sendas.  
 
Arnasa hartzen bukatzerakoan

Los tadeschi no consiguieron llegar a la cima para alegría del refugiero de Coldai y cuando llegamos nosotros nos ofreció la ducha suya particular para que nos adecentaramos tras la batalla,nos preparó una cena especial como conclusión a esta aventura.
   

5 comentarios:

  1. Ferna tio, impresionante... menos mal que nun dibes poner llocures de mocedá, jejeje

    Muncha envidia, pero ya sabes qu'opino de les ferrates...

    Un abrazu

    ResponderEliminar
  2. YA SABES ES EL FUEGO DE LOS MONTES QUE PICAN. LOS QUE CONTRAEN ESA ENFERMEDAD SOLO SE CURAN CON LA EDAD. A VECES MEJORAS UN POCO, PERO DE REPENTE TE ENTRA OTRO BROTE.
    GRACIAS A TI BERTO TODAVÍA NO ME CURO.

    ResponderEliminar
  3. ¡Vaya subidón! qué preciosidad de ruta y las vistas son espectaculares, para no olvidar.
    P.D.: Nos hemos alegrado que Germany tuviera que abortar la operación je,je,je...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Que pasada!!!Nunca dejaras de sorprenderme.
    Ikusi arte.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Taramundi y Txintxi animais a uno a seguir currelando un poco en esto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar