2011-03-04

MATTERHORN

ALIAS CERVINO



Puedo prometer y prometo que no voy a retomar entradas del pasado, que me esforzaré en las más recientes. Con la ascensión al Cervino termino con actividades del pasado, y escojo este para terminar por ser el monte de todos los que he subido el que considero más importante.
En la zona germanoparlante de Suiza se encuentra el Matterhorn, Cevino por el lado italiano, y a sus pies Zermatt. Para llegar a este pueblo hay que olvidarse del coche pues está prohibido circular en todo el área municipal. A unos cinco km está el pueblo de Tash donde en sus aparcamientos se dejan los coches para llegar en tren a Zermatt. En este pueblo el Cervino lo preside todo.

En el verano de 1981 lo intentamos por primera vez, pero el mal tiempo nos echó para atrás, fue una suerte pues no creo que entonces estuviéramos preparados para esa ascensión. Durante el  tiempo que estuvimos en Zermatt no vimos el Cervino por ninguna parte.


Ahí tenia que verse el Cevino
En 1983 lo volvimos a intentar de nuevo y para ello contando con más experiencia y práctica nos dirigimos a Aosta para aclimatarnos subiendo al Gran Paradiso (4000m), después nos acercamos a Zermatt ya dispuestos a todo.


El Cervino visto desde Zermat
Desde Zermatt hay que tomar el teleférico que nos coloca en Swarzsee (lago negro), realmente era oscuro el lago, tal vez por el color de su agua o por lo negro que puedes llegar a verlo debido al miedo o respeto que el Cervino impone.


Swarzsee
Un sendero hermoso comienza junto al lago, enseguida lo perdemos de vista y ya se va viendo todo más claro, abundantes pisahierbas circulan por él, muchos con el propósito de ascender solo hasta el refugio como era el caso de nuestro amigo Josu,la minoría en cambio pertrechados con material de "guerra" . Las vistas pasan de preciosas a espectaculares y a sorprendentes, aparecen picos que solo en ensoñaciones los subiríamos. El Dent Blanche, Weisshorn, etc te tientan, pero eso debe ser de mucho  nivel.
 

Weisshorn, Dent Blanche
Mientras tanto el Cervino te espera ahí arriba desafiante, Josu se ha quedado atrás a su ritmo, para él llegar al refugio será más importante que para nosotros conseguir la cima. En un alto en el camino colocamos la piedra típica junto a una cruz, a la subida para pedir y a la bajada para agradecer, cada uno a quien crea oportuno.   

Ofrenda de piedras
Vamos ganando altura paso a paso y en poco más de dos horas estamos en el refugio de Hörnli a 3200 metros de altura. No hay mucha gente y se está a gusto en el interior, el precio es caro como todo en Suiza pero se puede soportar. Al cabo de un rato llega Josu triunfante y a pesar de los precios brindamos con una cerveza.
No puedes quitar la vista del monte, está ahí encima tuyo como desafiándote constantemente.


Refugio de Hörnli
El atardecer sobre el Monte Rosa justifica su nombre, por allí estarán preparando como nosotros lo hacemos el ataque del día siguiente. Estábamos a 3200 metros y no es demasiado para tener  mal de altura, pero a mi se me puso de repente un terrible dolor de cabeza, que justo lo pude aliviar con una aspirina y un rato de siesta. La merienda-cena a las siete de la tarde colaboró a dominar el dolor y ya a la hora de ir a dormir no quedaba rastro de él.


Monte Rosa desde Hörnli
A la 1 de la madrugada empezaron los primeros movimientos, la gente comenzó con los preparativos y en breve todo el mundo se levantó.
El día anterior como tuvimos tiempo revisamos las dos primeras horas del recorrido, pues aunque no es  tecnicamente difícil  el recorrido si que lo es en la faceta orientativa. Justamente en la parte posterior del refugio comienza la arista que llega hasta la cima. No es una arista por la que haya que caminar, pues en cuanto comienzas a andar ya no se ve ni rastro de ella, solo se ven torres, colladitos, revueltas y más torres, casi nunca la arista.


Revisando la entrada el día anterior
A las 2 de la madruga empezamos con el trepe. El primer tramo que llega hasta el refugio de Solvay es una constante trepada, se suceden los pasos de 2º y 3ª grado, no hay tiempo para el aburrimiento. Vamos Amaro y yo junto a una cuadrilla de 8 catalanes que conocimos en el refugio, el ritmo de subida es muy diferente entre todos los del grupo.
 Mientras tanto va amaneciendo. Muy abajo queda el refugio de Hörnli sobre una prominencia.


Amanece y
ya muy altos
Seguimos ascendiendo entre trepe y trepe y aparece el refugio de Solvay en la arista, las cordadas se diseminan entre las rocas, por ahora no hay rastro de nieve. El grupo nuestro se rompe en mil pedazos.


Trepada costante de 3º grado
El refugio de Solvay está a 4200m llegamos hasta el en unas 3 horas, llego primero con un catalán y esperamos al resto de la cuadrilla que se hacen esperar. Cuando llega Amaro dejamos una bolsa de comida en el refugio, en previsión de cualquier tipo de emergencia. Eso sería un buen negocio, pues al ir a recogerlo, a la vuelta, un grupo de húngaros que se quedaban a dormir en ese refugio nos dio un pastón por la comida. Cuando vieron que me llevaba el jamón, el queso y las golosinas se les cayó el mundo, me dieron unos billetes y al cambiarlos en el banco resultó un pastón.
Y todavía no había llegado el grueso del pelotón de catalanes, cuando vi pasar a un guía con su potola clienta le dije a Amaro, vamos con estos!!,  y prácticamente junto a ellos hicimos el resto de la subida. 


Esperando,cavilando y desesperando en Solvay

A la salida de Solvay están los pasos más difíciles del recorrido, primero unos pasos expuestos, luego una gran cuerda fija que te evita los pasos de 4º grado y posteriormente comienza la nieve. 


Comienza la segunda parte
Al salir de la cuerda fija nos encordamos y comenzamos a gramponear por la campa de nieve, no es muy vertical pero lo suficiente como para no resvalarse por si acaso. El tiempo seguía bueno, aunque una nube caprichosa no dejaba de jugar con la cima. 

Un poco de niebla para ambientar
Tal vez sea esta la parte más aburrida de la ascensión, solo la contemplación del paisaje evita la monotonía de este tramo. En otras tres horas más, llegaríamos a la cima, que en este caso es doble, una para los italianos y otra para los suizos, para que no haya disputas. Primero vamos a la italiana luego a la otra.  
  

Cruz de la cima italiana
Las sensaciones de la llegada a la cima son muy contradictorias, por una parte la alegría de conseguirla y por otra el deseo de bajar, pues aunque la nubecilla es pequeña este monte tiene un historial que invita a no perder el tiempo y regresar cuanto antes. 


Materhorn otro "ortzamendiren sua"
Casi más complicado que la subida es la bajada, la falta de cualquier marca o hito hace que en cualquier momento pierdas el itinerario y constantemente tienes que ir corrigiendo la tendencia que te lleva a la cara peligrosa este. En el trayecto nos cruzaríamos con el grupo de catalanes que iba muy rezagado, uno de ellos había queda esperando en Solvay y se juntó a nosotros. A las 14 horas estábamos de vuelta en Hörnli, junto al amigo catalán esperamos el regreso de sus compañeros que lo hicieron a la luz de las linternas.

6 comentarios:

  1. Pues por mi puedes seguir poniendo entradas del pasado porque son un espectaculo Fernan.
    Disfruto un monton viendo entradas como esta!!!.
    Impresionante .
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Sito por el comentario, muchas veces nos volvemos nostálgicos y tiramos para atrás en los recuerdos, a veces igual es bueno también. A lo mejor en la combinación de tiempos se encuentra el equilibrio.
    Buena pesca.
    Por cierto, he intentado abrir la entrada de Canales-Pandescura y no aparece nada. Solo la música de Freedom Call.

    ResponderEliminar
  3. Yo no creo que sea nada malo recordar los buenos momento y ponerse nostalgicos, si no todo lo contrario Fernan.
    La entrada esta debajo de Freedon Call, en realidad son dos entradas con el mismo nombre porque no se ponerlas juntas jeje.

    ResponderEliminar
  4. Fernan, nun tengo comentarios que facer, solo envidia por tolos llaos, jajaja

    En fin, pa mi que nun llegaré a facer aventures y ascensiones como tu,... dame pena estes coses.

    En serio, que pasada de semeyes y d'hestoria

    ResponderEliminar
  5. Bueno Berto ya vamos haciendo historia poquin a pocu, te quedan muchas cuerdas por romper y mosquetones por perder.
    Un abrazu collaciu.

    ResponderEliminar
  6. Hola amigos. Tuve el gusto de conocer su país en el 99. Estuve en el Puerto de El Ferrol/ Madrid / Valencia y en la isla de mis abuelos Mayorca. Lamentablemente, debido a la depredación en mi país yo no queda muy buena pesca desde costa. Cuando era chico las corvinas de 25 kg es cosa común (tengo 46) Los molesto porque quería preguntarle si ustedes estan usando el mosquetones para surfcasting y de que manera lo hacen. Uso reel rotativo o giratorio.
    Muchas gracias.
    Saludos.

    ResponderEliminar